top of page

Técnicas de negociación y resolución de conflictos

La negociación es una de las mejores formas de resolver un conflicto en el que ambas partes salgan beneficiadas. Es por ello, que ambos términos están muy relacionados, tanto en el ámbito personal, como en el profesional. ¿Cómo puedes ayudar a tu equipo a desarrollar unas técnicas de negociación que les ayuden a resolver conflictos? ¡Te lo contamos!


¿Qué son las técnicas de negociación?

Son un conjunto de métodos o estrategias que permiten llegar a obtener el mejor resultado posible para las partes involucradas en un asunto determinado. El proceso de negociación no es sencillo, por lo que es importante valorar todas las variantes que influyen, como las necesidades de las personas implicadas, las condiciones de la oferta o el poder de negociación de cada una de ellas.


Conflicto y cooperación son dos términos que se tienen en cuenta en el proceso de negociación para llegar a un punto de equilibrio. Pero, ¿cómo llegar a este punto de equilibrio y resolver los conflictos? Escuchando. No hay nada más importante que aprender a escuchar lo que los demás necesitan decirte. Sin la escucha activa, no podrás llegar a negociar. Para ello, es determinante que logres desarrollar tu capacidad de empatía.


Por lo que ves, las técnicas de negociación, también tienen mucho de estrategia. Ya que cada individuo hará lo posible por tratar de convencer al otro, en la medida de lo posible, de que sus ideas son las que más les convienen a ambas partes.


En algunos casos, el poder negociador se trata de una capacidad innata y en otras de un proceso de aprendizaje. En cualquier caso, es importante incrementar esta habilidad ya que aumentará la probabilidad de alcanzar tus objetivos.


5 técnicas de negociación para resolver conflictos laborales

En el entorno empresarial es donde toma más relevancia la capacidad de negociación, ya que es indispensable aconsejar a tu equipo con una serie de pautas y claves, que les ayuden a llegar a mejores acuerdos. Por ello, es importante formarles en este ámbito, para que sepan detectar una oportunidad de negocio a tiempo y aprovecharla.


En éste área, además, es determinante la información que poseas previamente, las circunstancias concretas de la situación y tus habilidades como negociador.


Así que, ¿cómo puedes adquirir habilidades para desarrollar técnicas de negociación efectivas?


· Técnica de preparación e información: ¿Qué es lo que quieres conseguir? ¿Cómo lo quieres conseguir? ¿Tienes toda la información acerca de tu oponente? ¿Qué es lo que quiere conseguir la otra persona? Respóndete estas preguntas antes de empezar la conversación.


· Técnica de control de los recursos: ¿Son los recursos objetos para negociar? ¿Cuáles son las condiciones de la oferta? Por ejemplo: el dinero implicado en la oferta (precios, salarios y pagos, entre otros), las materias primas, el capital humano (mano de obra y empleados), el tiempo (plazos de entrega) y el equipo (equipos informáticos, oficinas y herramientas, entre otros). Estos son algunos de los recursos con los que, si tienes el poder de contar, los puedes utilizar para negociar a tu favor y utilizar como tu ventaja competitiva.


· Técnica de la conversación: es uno de los momentos más importantes y donde debes jugar todas tus cartas. Debes presentar tu propuesta y escuchar el resto. Para llegar al proceso de negociación, ambas propuestas deben acercarse hasta llegar a un punto en común. ¿Cómo puedes mantener una conversación que te beneficie? Tratando de estar lo más relajado posible, exponiendo tus ideas con claridad, escuchando las del resto, empatizando con ellos y haciendo preguntas para no quedarte con ninguna duda.


Además, te recomendamos hablar con seguridad, respetando siempre al resto de personas, defendiendo tus ideas, pero sin resultar agresivo. Tener argumentos sólidos y fundamentados en información veraz.


· Técnica de la estrategia: en todo proceso de negociación será crucial tener una estrategia. ¿Estás dispuesto a ceder a cambio de algunas concesiones? ¿Cuál es el mejor acuerdo al que podrías llegar? En este caso, que todas las partes implicadas estén dispuestas a colaborar ayudará a que todas puedan salir ganando. Diseña una estrategia que se adapte a cada situación y sea favorable para todos los implicados.


Por ejemplo, trata primero aquellos puntos sobre los que sea más fácil ponerse de acuerdo, utiliza tu experiencia en anteriores negociaciones exitosas para apoyar tus ideas o realiza concesiones en aquellos puntos que para ti sean menos importantes, para luego conseguir a cambio tus objetivos en otros puntos.



· Técnica de persuasión: Si cuentas con toda la información necesaria (sobre el mercado, el producto o la competencia, entre otros), podrás convencer con mayor facilidad e influenciar a la contraparte con tus mensajes. Ser capaz de adaptarte a los cambios que vayan surgiendo durante el proceso de negociación. Por último, proyecta una imagen seria, profesional y que transmita confianza.


Estas son solo algunas de las múltiples técnicas de negociación que existen. Como siempre, te animamos a que trabajes en el sector que trabajes, nunca dejes de formarte y seguir en un continuo aprendizaje. Por ello, te recomendamos consultar todos nuestros cursos sobre técnicas de negociación, que pueden ayudarte a ampliar tu formación sobre el tema. Ser un buen negociador es una capacidad que se consigue con experiencia y trabajo.


Tienes toda la información en www.ealiciauniversity.com

310 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page